Letras de Dennise Rodríguez

Libro

Un viejo amigo, que yo estimo. Ya no tiene ritmo.

Con sus letras tiesas, al creerse rompecabezas.

Que me enderezan de la cubierta de la jalea de la existencia.

 

Columpio

Así navego en la vida

Así me sostengo al fuego

Así creo al cero

Así me divierto y pierdo al muerto

 

Silencio

El silencio me molesto, me secuestro, me convirtió en la espiga de la nariz del árbol escondido de su raíz.

 

De tras

Las palabras me patean con sus mayúsculas, lloran acompañadas de sus comas, ríen con sus paréntesis ajenos y te perforan con sus puntos sin raíces.

 

Segunda llamada

La noche me llama, segunda llamada. Tengo que aclarar con la luna mi cara de angustia, perseguida por las avenidas descompuestas de luces que la miran por los coches.

 

Bon Appétit

En cada bocado te sostengo y no es halago. Tienes sabores extraños, eres lo que más hago en mi horario, te muevo con labios, y cuando trago, callo. Y ahí es cuando hablo, en cuentos extraños.

 

Luz

He intentado escribir de la luz, pero hablar de lo bueno, es poner arreglos. Cuando algo es bueno, no hay más, solo callar. Cuando algo es malo, hay todo por lo que hablar.

 

Mierda

No sé qué escribir, y piensan que escribir esta fácil como la mierda. Y,  es extraño, pero hay algo de razón en ella.  Siempre lo debes hacer, siempre está presente y siempre está al final de lo que pasa, pienses o sientas. Pero lamentablemente ahora estoy estreñida en mi mente.

 

Jaque mare

Ahogue al rey, así ya no hubo rastro de él.

 

Paredes

Sabanas que arropan mi cama, que cuando la noche no es larga, viajan a los costados y  se hacen llamar paredes que se rompen  con mi voz y se cogen al colchón.

 

Hermanos

Si el viento es el inquieto y el aire el quieto, ¿Quién es la madre  de los hermanos en velo?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *